2009-02-17

Oposición al escudo antimisiles en República Checa y Polonia

El año pasado el gobierno de Bush suscribió con sus partes checa y polaca un acuerdo para implementar un sistema de escudos antimisisles en suelo checo y polaco. Tal escudo antimisiles consta de un sistema de radares que sería instalado en la República Checa y el propio sistema de misiles anti-misiles en Polonia, fuertemente criticado por Rusia alegando que compromete su seguridad.

El gobierno de Polonia tiene confianza en que el nuevo gobierno de Estados Unidos mantenga y continue con los planes de implementar el sistema de "escudo antimisiles", pero aún el propio Obama no ha ofrecido una declaración definitiva al respecto.

Fuera de todas las tensiones y de la oposición rusa, nos oponemos a este sistema antimisiles, pues sería establecido en territorio eslavo, además la instalación de radares y de misiles antimisiles es sólo la punta del iceberg. De realizarse este proyecto, implicaria la presencia de fuerzas estadounidenses de manera indefinida en territorio checo y polaco, posiblemente bases aereas permanentes y, a nível político, cierta influencia sobre los gobiernos checo y polaco.

Aunque no estamos totalmente de acuerdo, nos parece bien la respuesta de Rusia ante esta situación, que como medida disuasoria advirtió que estableceria misiles Iskander en Kaliningrado si Estados Unidos continuaba con su plan, anuncio que aumentó las tensiones y que según parece ha dado resultados, ya que el gobierno de Obama está reconsiderando y estudiando pros y contras del plan, sin mencionar su política de "diálogo" con Rusia.

Todavía falta el visto bueno de los respectivos parlamentos, pero el plan tiene gran oposición de la población y de la clase política, sobretodo en la República Checa. Y otro punto, la crisis económica, que de una u otra manera influirá en la desición final.

Recordemos que las razones por las cuales Estados Unidos justificó la creación del escudo antimisiles es para protegerse a sí mismo y a sus aliados de "posibles" ataques con misiles nucleares (o no nucleares) por parte de Iran, otros países "no aliados", terroristas y Corea del Norte. Razones válidas pero no verdaderas, el escudo antimisiles pretende extender la zona de influencia militar y política de Estados Unidos en Europa. Sí, el escudo sería disuasorio ante posibles ataques, pero tambien para pequeños países europeos e incluso la misma Unión Europea a la hora de tomar decisiones políticas o militares importantes.